Crónica de un primer DNA Challenge

Por | Mayo 14, 2014

Vamos a repasar un poco ese día del ADN tan especial de este año 2014. Para refrescar la memoria, el DNA Challenge fue un evento organizado por la gente de AC Gen Reading Life donde de forma original se instó a participar en un desafío consistente en realizar unas presentaciones (tipo ponencias o pósters) con el ADN como tema principal.

Venidos de toda España, al final logramos colarnos en la final 8 ponentes. El desafío constaba de exponer en menos de 7 minutos y así, con un jurado y criterios establecidos, optar al premio de un preciado cacharrito de la manzana mordida.
Como buena fiesta desoxirribonucleica, me enfundé la corbata, maletín y coche rumbo de la capital pucelana. Allí ya estaba casi todo preparado. Tras las pertinentes presentaciones, se notaba en el aire cierta relajación. Igual era yo que iba con la inercia de haber bajado del coche. Puede ser. Pero esas sonrisas en la cara de todos vaticinaban una excelente jornada.
Tras la presentación inicial dada por Adrian Ferrero y la posterior entradilla sobre el DNA Day de Alberto Acedo, comenzaron puntualmente las ponencias. El primero en subir a la palestra fui yo, con mi “ADN en la palma de tu mano” que batí todos los récords en presentar la microponencia en cinco minutos. Eso sí, lo entendió todo el mundo. En otras circunstancias, hubiera sido más técnico y “científico” si cabe, pero desde mi punto de vista ese no era ni el lugar ni el momento.

Terminando de exponer la presentación "El ADN en la palma de tu mano".

Terminando de exponer la presentación “El ADN en la palma de tu mano”.


Ante la extrema puntualidad, el siguiente ponente fue Mario Rodríguez con una presentación basada en sus estudios como doctorando sobre la fosforilación y acetilación de histonas regula la accesibilidad del ADN y la transcripción de los genes inducibles il23a e il12a.
Seguidamente una de las exposiciones que más dieron que hablar antes incluso de iniciarse la jornada: el ADN emocional por Elias Azulay. Veamos. Es lógico pensar que en un entorno científico alguien con esa ponencia y del mundo del marketing no entonara demasiado. Pero esto es una fiesta y hay que estar abierto a todo tipo de visitas. Basándose en unos estudios psicológicos de mediados del siglo pasado, nos intentó demostrar una relación entre el comportamiento y la genética basado en unos tests escritos.
Sin parar nos adentramos en el mundo de la replicación y segregación de cromosomas artificiales de levadura (YACs) gracias a Jorge Cebrián en otra ponencia al más estilo de presentación de resultados a compresión máxima. Todo un reto.
El verdadero protagonista del evento :P

El verdadero protagonista del evento :P.

Reto el que también tuvieron que solventar los organizadores porque íbamos con casi media hora de ADELANTO. Así que la propuesta fue adelantar la ponencia de Alberto Acedo sobre Genética y Salud y así cerrar el primer grupo de ponencias para tomar un café de lo más distendido. Distendido fue, desde las amenas conversaciones hasta por la sensación térmica. El clima continental del centro castellano nos dio un buen coletazo de aire fresquito que animó a acelerar la toma del café en la terraza a todos los que no pudimos acaparar un rayo de sol.

A la vuelta, Laura Sánchez nos mantuvo atentos con su presentación sobre la terapia génica para superar la resistencia del hepatocarcinoma a la quimioterapia antitumoral basada en la vectorización de fármacos y el aumento de expresión del transportador OATP1B1. Y consiguió ceñirse de nuevo al tiempo estipulado. No dábamos crédito. Sin retrasos.
Y así pasamos a Iván Muñoz y su exposición de resultados sobre la aproximación a la dinámica geográfica anual de distribución de la gripe A/H1N1pdm09 en España.
Unos buenos 7 minutos que dieron paso a la ponencia cuya idea nos atrapó de la misma forma que el Dr. Alfonso Jiménez sostuvo el premio al final de la jornada. Su propuesta de un código para bio-ordenadores basados en DNA hizo frotarnos las manos a muchos por lo que puede suponer en un futuro. Si queréis saber algo más sobre ello, os animo a escuchar el podcast de la semana pasada. Recomendado.
El octavo pasajero de esta “nave DNAóloga” fue Carlos González con su ¡ADN anda suelto en la ciudad! y que fue el segundo ponente que no era estudioso de la Genética pero cuya idea caló entre la multitud por su atrevimiento de unir música, sociedad y ADN en la charla.
Cerrando la jornada, no pudo faltar una charla de la mano de Life Technologíes (uno de los patrocinadores del evento) mediante la cuál pudimos aprender el proceso para un estudio de genes dirigido y las siguientes propuestas y debates que salieron entre los investigadores presentes.

Todos los ponentes del DNA Challenge 2014 "interrogados" por el jurado.

Todos los ponentes del DNA Challenge 2014 “interrogados” por el jurado. Pulsar para ampliar.

Como comenté antes, Alfonso Jiménez se llevó el premio de este primer DNA Challenge. Eso sí, todos ganamos estar ahí celebrando el día en el que se publicó la estructura de la doble hélice del ácido desoxirribonucleico en Nature.
Creo que ni el Dr. Raúl Ortiz de Lejarazu (Director del Centro Nacional de Gripe (Valladolid) Servicio de Microbiología e Inmunología Hospital Clínico Universitario de Valladolid (Valladolid)) ni Eladio Andrés Velasco (Director del grupo Splicing y susceptibilidad genética a cáncer del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM)) ni Cristina González (Redactora y editora de la Agencia de Noticias para la Difusión de la Ciencia y la Tecnología (DiCYT)), como jurado, supusieron lo rodadas y enriquecedoras que podría haber sido y fueron estas 3 horas de ocio científico.

Regalitos del DNA Challenge

Regalitos del DNA Challenge. En este caso, se los quedó el peque de la casa.

Y se terminó. Regalos, fotos, abrazos, despedidas y de nuevo estaba rebuscando en el bolsillo del pantalón las llaves del medio de transporte para volver a casa.
No quiero terminar sin dar las gracias a Alberto y a Adrián como excelentes organizadores, al jurado por su tiempo y a toda la gente que quiso compartir esa jornada como asistente y en las redes sociales del 2.0. Como buena iniciativa exitosa, me parece que la repetición en modo de una segunda edición del DNA Challenge va a ser más probable que la actuación de la ADN polimerasa en una replicación de nuestra molécula anfitriona. Así que estad atentos y ¡preparaos para el DNA Challenge 2015!.

Enlace a las fotos del DNA Challenge 2014 para ver lo guapos que salimos todos.


Una interacción en “Crónica de un primer DNA Challenge

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*