El animal más fuerte del mundo

Por | 13 mayo, 2010

Acartia tonsa, una especie de Copépodo

Acartia tonsa, una especie de Copépodo

El animal más fuerte del mundo no suelen verse todos los días. Se trata de los copépodos (son una subclase de crustáceos maxilópodos de tamaño muy pequeño, muchas veces microscópicos, muy abundantes tanto en agua dulce como salada), de apenas 1 mm de largo. También es animal más rápido del mundo y el animal multicelular más abundante en el planeta. Entonces, ¿qué es lo que hace el copépodo tanto éxito?
“El éxito evolutivo de los copépodos se debe a su capacidad para huir de los depredadores. “, dice el profesor Thomas Kiørboe del Instituto Nacional de Recursos Acuáticos de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU Aqua). Junto con investigadores de DTU Aqua y del departamento de Física del mismo instituto, con la ayuda de grabaciones de vídeo de alta velocidad, Thomas Kiørboe ha sido capaz de dar una imagen detallada de la técnica de escape los copépodos. “Saltan a un ritmo de medio metro por segundo, y sucede en unas pocas milésimas de segundo”, dice Thomas Kiørboe: “Esto demuestra que los copépodos – en relación a su tamaño – es más de 10 veces más fuerte que ha sido previamente documentada para cualquier otro animal o incluso para los motores construidos por el hombre […] ”
Los investigadores han llegado a la conclusión que la fuerza de los copépodos es 10-30 veces mayor que la medida en cualquier otra especie, donde la producción de fuerza máxima es sorprendentemente constante.
“La explicación es que el copépodo tiene dos mecanismos de propulsión independientes”, dice Thomas Kiørboe. Mientras que otras especies tienen un solo mecanismo para el movimiento (por ejemplo, las alas de un pájaro, o las piernas de un caballo), y debido al riesgo de fatiga, hay un límite máximo en la producción de fuerza en un mecanismo de propulsión que sea usado casi constantemente.
Como muchos de los animales marinos, tiene un sistema de alimentación en el que se genera una corriente que también les permite mantenerse en movimiento y cuenta con 4 ó 5 pares de patas natatorias (dependiendo de la especie), que les permite saltar para escapar o atacar. Estos se utilizan con menos frecuencia y muy brevemente.
“Los copépodos no experimentan la fatiga, porque tienen dos sistemas de circulación a su disposición. Las patas natatorias, que utilizan para saltar, están finamente sincronizadas, y el diseño hidrodinámico de los copépodos se ha optimizado para la alta velocidad. Esto hace el salto de escape excepcionalmente fuerte y rápido “, explica Thomas Kiørboe.
A pesar de que el copépodo es ciego y siendo tan pequeños que el agua les parece tan espesa como un jarabe, su capacidad de supervivencia se debe gracias a su forma de huir rápida y eficientemente de los depredadores. Sus sentidos, bien desarrollados, interpretan de forma extremadamente rápida las señales del ambiente y envía el mensaje a las patas natatorias. Esto es posible gracias a un sistema de transmisión nerviosa que es excepcionalmente rápido para un animal invertebrado, y que puede explicarse por el diseño especial de las vías nerviosas. La forma aerodinámica, hidrodinámica y la fuerza muscular pura del copépodo es lo que explica su salto más potente.
De nuevo la naturaleza nos da una lección ante la adaptación de las especies. Espero que os haya gustado.

Referencia: Journal of the Royal Society Interface

Escuchando: PixelInside.me

¡COMPÁRTELO!

2 interacciones en “El animal más fuerte del mundo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: El animal más fuerte del mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*