La impresión 3D al servicio de la vida

Por | mayo 23, 2013

Hoy voy a contar una historia particular sobre el buen uso de la tecnología. Empecemos. Cuando April y Bryan Gionfriddo trajeron a casa a su hijo recién nacido, Kaiba, en octubre de 2011, parecía un bebé sano. Pero una noche, cuando la familia fue a cenar, Kaiba dejó de ser capaz de respirar y se volvió azul. Bryan puso Kaiba, de sólo 6 semanas de edad, en la mesa de restaurante y pudo realizar compresiones en el pecho de él antes de que fuera trasladado de urgencia al hospital.

Después de 10 días, Kaiba fue enviado a casa, pero se volvió azul de nuevo dos días después. Fue entonces cuando los médicos se dieron cuenta de que Kaiba tenía una rara enfermedad llamada traqueobroncomalacia, en la que la tráquea es tan débil que se comprime, impidiendo que el aire fluya hacia los pulmones.

El caso de Kaiba era grave, y su corazón dejaría de latir a diario, dijo April Gionfriddo. Los cirujanos colocaron un tubo en la tráquea del niño para ayudarlo a respirar, pero aún así el peligro era constante.

Férula realizada mediante la tecnología de impresión 3D. (Foto:New England Journal of Medicine © 2013)

Férula realizada mediante la tecnología de impresión 3D. (Foto:New England Journal of Medicine © 2013)

Pero los investigadores de la Universidad de Michigan han estado trabajando en una solución a este mismo problema. Habían desarrollado una manera de utilizar nueva tecnología llamada impresión 3D para crear una férula que se ajuste precisamente en torno a las vías respiratorias de Kaiba, manteniéndola abierta y ofreciendo la posibilidad de respirar. Estas impresoras tridimensionales “imprimen” un objeto mediante la construcción en “rodajas muy finas”, a modo de capas.
Tradicionalmente, las férulas de las vías respiratorias han sido talladas a mano, pero esto lleva mucho tiempo, y las férulas no coincidir exactamente con las vías respiratorias del paciente. A continuación dejo un vídeo en el que se explica la aplicación de estas tecnologías.

El caso de Kaiba es la primera vez que la impresión 3D se ha utilizado para crear un dispositivo médico que permite salvar la vida de alguien, dijeron los investigadores.
Poco a poco este tipo de tecnologías están en boca de todos. Lo que al principio se utilizó para la mejora y desarrollo de materiales en diversos campos, rápidamente se extendió a todo tipo de ideas relacionadas con la biología de los seres humanos y su implicación en la cura de enfermedades. A este paso, podremos ver estas impresoras al lado de las convencionales. Incluso las veremos en lugares de venta de cupones como cuponation.com, donde poder adquirir de forma rebajada todo tipo de artículos tecnológicos a precios más asequibles con el simple canjeo de dichos cupones.
En fin, que tenemos que hacernos a la idea de que esto será el día a día y que permitirá una mejor calidad de vida en muchos casos. O eso espero.

Fuente: Live Science

¡COMPÁRTELO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*