La SGAE contraataca de nuevo

Por | noviembre 9, 2009

Es curioso ver lo que hace esa “sociedad” para llamar la atención. Los intereses de esos individuos debería ser buscar nuevas vías para promocionar la música y no cortar por lo sano. Este post viene a colación por lo sucedido en la peluquería en la que estaban con la radio puesta. Por favor. Que quieren hacer ahora, ¿ir negocio por negocio en busca de todo lo que tenga derechos de autor? Ya sé que habrá gente que esté leyendo esto y que se sienta aludida. Pero tan sólo pido un poco de sentido común. Para que sea más comprensible, voy a poner un ejemplo que me pilla de lleno. En el mundo en el que trabajo, el uso de dispositivos informáticos es obligado: manejo de archivos, edición de imágenes, búsquedas, almacenamiento…etc. Ya demasiado que estando en una Universidad pública, tengamos que buscarnos la vida a la hora de adquirir licencias de todo tipo (como sistemas operativos, suites de ofimática u otro software destinado al manejo de datos bioinformáticos). Encima los ordenadores, discos duros, memorias usb, CDs y DVDs y demás consumibles llevan ese canon de derechos de autor. Como piensan esa gente que nosotros vamos a utilizar el material destinado a investigación para bajarnos o manejar música o libros u otra cosa con copyright. Eso se hace en casa de cada uno. En vez de capar esas opciones, pues a pagar se ha dicho. Es muy gracioso. En China no les permiten entran en youtube y aquí podemos hacer lo que queramos trabajando para poder llevarse el canon los de la SGAE. Y encima pagando ya por hacer piratería.
Es que me parece muy gracioso. Ahora no vamos a poder poner una radio en el laboratorio para trabajar en un ambiente distendido. Y ¿qué pasa con los conductores profesionales? ¿Tampoco pueden escuchar la radio? Es alucinante. Ya sé que recibiré comentarios de gente de todo tipo. Todos quieren barrer para su casa. Pero tan sólo pido que sigan un sentido común. Yo no quiero que el señor David Bisbal o el señor Alejandro Sanz sigan ganando más en sus mansiones de lujo y tampoco que las nuevas promesas no tengan dinero para comer. Se llama equilibrio. Tan sólo quería desahogarme un poco y compartir opiniones.

No se han encontrado artículos relacionados.

¡COMPÁRTELO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*