Las mordeduras de serpiente son menos peligrosas

Por | Noviembre 4, 2014

DNA-cobra

No es que las serpientes hayan ido perdiendo su peligrosidad o efectividad al actuar con sus colmillos. Las mordeduras de estos reptiles sí son un problema en determinados lugares del planeta y, sobre todo, afectan a gente con pocos recursos y conocimientos. La detección del tipo de veneno es clave para poder administrar un antídoto y cuanto más se sepa del atacante, menos peligrosa se vuelve su mordedura.

Así un conjunto de científicos europeos y nepalíes han generado un test de ADN que permite la detección del tipo de serpiente a partir de la mordedura. No es algo descabellado que, con las tecnologías que emergen en biotecnología, surjan nuevos test basados en ADN para cualquier tipo de detección. Siempre y cuando haya material genético, claro.
El estudio en el que se basaron los investigadores muestra el análisis de 194 muestras de mordeduras de serpiente en la zona del Nepal, región habitada por gente con pocos recursos y reconocida como uno de los lugares más peligrosos del planeta por la “actitud” de estos depredadores. 87 de esos ataques pertenecían a serpientes venenosas y casi el 50% tenían el sello de la cobra. Por cierto, 21 de esas víctimas acabaron pereciendo. Para los más curiosos, las muestras se tomaron con Desde Alemania, los resultados los muestran como muy prometedores. Sin embargo este trabajo aún no ha sido publicado en una revista científica y se conoce por su presentación en el “American Society of Tropical Medicine and Hygiene’s annual meeting” en New Orleans hoy 4 de noviembre de 2014.

Distribución de las serpientes a nivel mundial.

Distribución de las serpientes a nivel mundial. Pulsar para ampliar.

El verdadero problema de este test “detecta-serpientes” es el tiempo de análisis. La velocidad de diagnóstico ante una mordedura de serpiente es crucial. Y estos test no son para nada rápidos. La víctima moriría de la misma forma que sin test. Pero estamos ante una tecnología nueva y que ya han asegurado que se podrá hacer en poco tiempo una batería de reacciones a partir de sangre envenenada para disponer de los resultados en 20 minutos.

Desde mi punto de vista, y sin haber asistido a ese congreso, supongo que todo esto será más viable cuando se aumente el muestreo (el número y variedad de muestras tomadas). Y asome el recurso fundamental para todo desarrollo científico: el interés económico. Esperemos que al final, esto de detectar el tipo de serpiente sea tan sencillo como una medición de los niveles de glucosa. Ahora bien, llegar a dónde se disponga del antídoto… Será otro cantar.

Referencias: Abstracts and Education from “American Society of Tropical Medicine and Hygiene’s annual meeting


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*