Perspectivas

Por | Noviembre 19, 2009

Nuestra vida como científicos se ve colapsada en búsquedas de información para que nuestro trabajo sea más fácil. Las técnicas que se utilizan en el desarrollo de Tesis doctorales u otros proyectos de investigación son siempre novedosas, por lo que detrás hay un tiempo enorme dedicado a búsqueda bibliográfica y de puesta a punto para que el estudio en el laboratorio sea más sencillo. Internet ha mejorado con creces la accesibilidad a esa información. Pero va en paralelo a las expectativas de los proyectos. Es gracioso que los tribunales critiquen a los doctorandos en aspectos como que creen que hay mucha bibliografía expuesta y que antes se tenían mejores estudios con menos reseñas. Que se lo digan a cualquier becario a ver qué le parece eso. La investigación requiere innovación y para ello hay que revisar muchísimos artículos. Unos se leen enteros. Otros, tan sólo los materiales y métodos. Antes la ciencia era de unos pocos y los estudios se basaban en otros anteriores ampliando un poco. Ahora, si no se innova no se avanza y eso requiere “euros”. El dinero destinado a investigación no se corresponde para nada al número de investigadores y, menos aún, al número de proyectos. Hay grandísimas ideas que no se pueden llevar a cabo por los dichosos recortes. Pero eso es otro espacio que Nature dejó claro.
Es curioso, pero no me quejo. Ahora mismo no estoy estudiando el cáncer y no me encuentro en el mejor laboratorio del mundo (aunque sí en unos 150Km a la redonda), pero estoy estudiando para doctorarme en Biología molecular en el área de la Genética. Mi sueño. Tengo un instinto que, cuando me dicen que hay un congreso, no miro el dinero que cuesta. Directamente pienso en los resultados que puedo presentar. Si la comunicación será oral, si el póster será lo suficientemente atractivo para que la gente se lo quede mirando. Incluso los que no tengan nada que ver con el tema. Rápidamente voy a ver si tienen un programa preliminar para elegir las conferencias a las que poder asistir. Y eso puedo asegurar que no lo pensamos todos. Triste ¿verdad?
Soy de los que piensan que hay que generar riqueza para salir adelante. Que si hace falta hay que ponerse a trabajar como mozo de carga, currar de empaquetador en una fábrica de reciclaje y otros menesteres para poder investigar mientras puedes pescar una beca, pues se hace.
Creo que en España se pueden contar con los dedos de la mano los investigadores que puedan pensar en perspectivas de futuro. Y lo peor es que tu promoción depende de una tesis cuyos presupuestos van ligados a decisiones gubernamentales que prefieren gastarse millones en vacunas innecesarias o en armamento.
Yo seguiré en mis trece. El lema “Experience is the universal mother of sciences” es básico. Espero conseguir la experiencia necesaria para labrarme un futuro en lo que me gusta: la Ciencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*