La impresión 3D al servicio de la vida

Hoy voy a contar una historia particular sobre el buen uso de la tecnología. Empecemos. Cuando April y Bryan Gionfriddo trajeron a casa a su hijo recién nacido, Kaiba, en octubre de 2011, parecía un bebé sano. Pero una noche, cuando la familia fue a cenar, Kaiba dejó de ser capaz de respirar y se volvió azul. Bryan puso Kaiba, de sólo 6 semanas de edad, en la mesa de restaurante y pudo realizar compresiones en el pecho de él antes de que fuera trasladado de urgencia al hospital.

Continue reading

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies