Tag Archives: MTB

Subidón de adrenalina

GT Avalanche 2.0
Menudo susto me he pegado cuando he mirado el pulsómetro después de una etapa subiendo y bajando la Candamia, aquí en León. Me ha dado 226 pulsaciones. O estoy muerto o mi corazón está hecho de titanio o…la fiabilidad de un pulsómetro como el polar rs400 queda entredicha. Para fliparlo. Es verdad que me he llevado un par de sustos y que hacía bastante que no subía todo el monte sin parar y a buen ritmo, pero de ahí a que me de un 116% de pulsaciones. Increíble. Lo mejor de la ruta es que me ha permitido observar lo mucho que ha cambiado este “parque de recreo” en estos 10 años. Me acuerdo que cuando subía por las colinas (que no eran de pista con gravilla como ahora…no sé a quién se le ha ocurrido semejante tontería. Voy a tener que limpiar la bici cada vez que se me ocurra bajar por las pistas. Y de paso toda la ropa), me metía por la zona de pinos y no había más que eso, pinos. Ahora ya se han dedicado a hacer hasta saltos con trampolines. Es perfecto. No tenía intención de pillarme más que otro casco, pero me dan ganas de cogerme unas protecciones para empezar a probar…o que me pruebe a mi el terreno, que será lo más fácil. Lo bueno es que he probado definitivamente la bicicleta pegando un ligero salto a una piedra y sigo diciendo que es soberbio el comportamiento.

Definitivamente, GT Avalanche 2.0

Mi nueva Gt Avalanche 2.0
Finalmente me decidí el pasado viernes por la GT Avalanche 2.0. Más que nada porque se juntaron 3 factores determinantes: confianza con la tienda, suerte con tener el modelo en tienda y la rebaja (;-$).
El domingo la pude probar en condiciones y…SOBERBIA!. La verdad es que no había tenido la oportunidad de probar otra bici de similares características, pero el comportamiento es más que sobresaliente. En las subidas y con tierra+grava, las ruedas se agarran como si tuvieran manos y en las bajadas, los frenos de disco hidráulicos responden de vicio. Lo único malo es que la dejé de polvo casi irreconocible. Sin embargo, algún fallo también hubo: el cambio a plato pequeño necesita algún ajuste porque le cuesta entrar. La posición del manillar hace que, por lo menos, se tenga la sensación de tener más control sobre la bici. Pero si se viene de una bici más o menos antigua donde el manillar no era tan largo, cuesta acostumbrarse unos 10 minutos a la separación de las manos. Le faltan unos acoples y ya está. Pero lo que me dejó muy impresionado fue la absorción de los impactos que tiene la horquilla Suntour XCR: en un terreno algo escabroso, se puede ir perfectamente sentado. Los impactos casi ni se notan. También es verdad que el asiento Pure V que montan en esta bici es bestial. Acababa de comprar un sillín para la bici anterior de la marca Sella Italia y ni punto de comparación.
En resumidas cuentas, buena estabilidad y absorción de impactos junto con una tracción endiablada hacen que, con el diseño típico de las GT, no mire a ninguna otra BTT con envidia. Puntuación: 10.