Tag Archives: revistas

Principia para todos

PrincipiaMagazine

Principia ya era para todos los públicos pero ahora estará diseñada para todos de verdad: tanto para los que tengan dispositivos de lectura digital como para los amantes del papel impreso. Y con recompensas incluidas. Vamos por partes.

Interior de la revista a todo color.

Interior de la revista a todo color.

Para los que no conozcan Principia (punto negativo puesto que en este humilde blog lleva una buena temporada un banner en la barra lateral), es un ambicioso proyecto cuyo germen fue el antiguo Journal of Feelsynapsis y que ha crecido hasta límites insospechados. Recoge a una montaña de divulgadores que acercan la ciencia y lo que la rodea a todo el que se atreva a pasar un buen rato disfrutando del Magazine. Una revista que nació a finales del año pasado y que mezcla el rigor que defendemos todos los científicos con un punto artístico singular.

¡A por JoF y Trending Ciencia!

Este mes tan importante para los amantes de la ciencia y más aún si el ADN te apasiona, hay que recordar un par de proyectos divulgativos MUY IMPORTANTES en dos formatos distintos.
Logo de Journal of FeelsynapsisJoF son las siglas de Journal of Feelsynapsis. Os suena, ¿verdad?. Y es que tras más de año y medio de andadura, el número 9 está lleno de artículos que no se pueden dejar de escapara para alimentar al cerebro: aglomeración macromolecular, cáncer de cérvix y el virus del papiloma humano, foraminíferos, debate sobre científicos vs. periodistas…,etc, y es que hay hasta una entrevista a Charles Darwin. Además, también he podido participar para enseñar un poco más sobre ese baile cromosómico que ocurre en el momento del sobrecruzamiento y su incidencia tanto en la variabilidad genética como en la evolución.
Por cierto, y no me cansaré de decirlo, probablemente es EL MEJOR PROYECTO DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA ESCRITA GRATUITO.
Logo de Trending CienciaAhora pasaremos del papel (ya sea real o digital) y vayamos a otro formato: el podcast. ¿Que no sabéis lo que es un podcast? ay! ay! aayyy!. En una definición sacada de lapodcastfera.net “es un archivo multimedia, normalmente audio o vídeo que puede incluir texto como subtítulos y notas, que se puede distribuir mediante un sistema de redifusión (RSS) que permita suscribirse utilizando un programa que lo descargue para que el usuario lo escuche en el momento que quiera y sin que sea necesario estar suscrito para descargarlos también”. Para mucha gente todo esto se traduce (si es sólo audio) en que es la nueva radio o la radio online. Pues bien, al igual que en Journal of Feelsynapsis, se han reunido un elenco de científicos locos apasionados por la ciencia y su divulgación para crear un programa denominado Trending Ciencia donde se explican noticias científicas actuales que han sido tendencia en la actualidad. Lo recomiendo porque en muchas ocasiones entran mejor la ciencia por la oreja que por los ojos. Más aún cuando los temas son explicados de forma clara y para todo el mundo. Y, sí, lo habéis adivinado, también participo. En mi primer episodio podéis escucharme tocando dos temas interesantísimos ligados en 5 minutos: un sistema de secuenciación y la detección de metilación del ADN.
Lo dicho. Os recomiendo la lectura de JoF y la escucha de Trending Ciencia. Nunca está de más aprender cosas y más aún si la fuente de información es tan buena. ;D

Problemas con la bibliografía

Aplicaciones bibliográficas
Tras varios años como investigador me he topado siempre con un problema a la hora de escribir publicaciones y es el manejo de la bibliografía. Antes no se pensaba lo más mínimo en gestionar la bibliografía ayudándose de la informática más que para hacer listados para saber dónde se encontraban los papers o libros que servirían para completar un escrito. Ahora el volumen de la información es infinitamente superior. No hace falta escribir a un autor si se quiere tener su publicación. Las editoriales permiten la descarga, con “incentivos” o no dependiendo del artículo. Eso hace que se tengan que gestionar muchos más reseñas bibliográficas que antes.
Ahora bien, el problema llega a la hora de administrar todo lo recopilado. A la hora de descargar un artículo, en teoría viene etiquetado con un número de identificación llamado D.O.I. Esto facilita la clasificación ya que incluye en el archivo información como los autores, título, revista, año…etc. Pero no siempre es así. Debería ser un estándar a la hora de publicar on-line. Descartando este inconveniente de editarlo a mano, se pasa a añadirlo a la biblioteca de cada uno. Pues más vale editar cada artículo antes de guardarlo porque si no será un caos, ya que si te descargas el artículo suele tener un nombre tipo “fulltext.pdf” o “BMC124566.pdf”, nombres nada intuitivos para saber de qué va el paper. Por lo tanto necesitamos un gestor de bibliografía.
He podido trabajar con 3 gestores distintos: Papers, End note y Mendeley. El primero es específico para Mac y los otros dos son multiplataforma.
EndNote fue el primero que pude probar. No permitía la importación rápida de los artículos y se tenía que añadir toda la información a mano. Pero tenía una ventaja y era la perfecta integración con Microsoft Word para ir añadiendo la bibliografía eligiendo el formato de la misma. Pero había notables diferencias en las versiones para cada Sistema Operativo. Como habréis notado, me he referido en pasado ya que lo dejé de usar porque cuando se añaden a la biblioteca más de dos o tres artículos al día es bastante cansado ir etiquetando todo para que se pueda clasificar el artículo. Además, no permitía la reordenación en directorios como ya veremos más adelante. A todo esto hay que añadir la pega de que costaba alrededor de 300€ la licencia básica.
Mendeley parecía una buena opción al ser gratuito y permitir la importación de los artículos asumiendo el D.O.I.. Sin embargo sigue sin poder organizar las carpetas contenedoras de las publicaciones a nuestro antojo y la búsqueda de nuevos papers requiere una configuración nada intuitiva (o poco “user friendly” ;-D) y tampoco permite una exportación de la reseña fácil para añadirla a nuestro documento final.
De esta forma sólo me queda Papers. Tiene una gran pega y es que no se puede elegir el modo de generar la cita como en EndNote. Me explico. End note tiene una característica muy buena y es que permite generar una cita bibliográfica con el estilo de la revista científica que se desee. Por lo menos así era antes. De esta forma y al publicar un artículo, siempre se cumplía con las normas dictadas por la revista en cuestión sin errores ya que existían actualizaciones cada cierto tiempo. En Papers sólo existe una forma de exportar (por método de “copiar y pegar” y también “arrastrando y soltando” donde se quiera) y que tiene el gran fallo de que no añade toda la lista de autores, si no que sólo genera una cita con el nombre del primer autor más la coletilla “et al.” (es una locución proeniente del latin et alii que significa literalmente “y otros” pero que puede ser traducida como “y colaboradores”). A parte de este GRAN fallo, es la mejor interfaz de todas. También hay que decir que lo diseñaron unos científicos. Pero de eso ya os hablé en ESTE ARTÍCULO. Sólo quería destacar que aquí permite manejar todo en la misma ventana: buscar en distintas bases de datos, gestionar y buscar artículos de la biblioteca de cada uno e importar datos D.O.I. siempre que estén incluidos en el archivo pdf, haciendo que tan sólo en un clic se tenga el paper clasificado y perfectamente localizable puesto que permite ordenar los directorios a nuestro antojo: por fecha, año, editorial, autor…etc y en el orden que se quiera. Lo mejor, es el precio: 34€. Digo lo mejor porque merece la pena probarlo y ver las diferencias con Mendeley, que es el único que permite competencia por precio.
Lo bueno que tienen todos los gestores que he comentado es que el etiquetado del pdf permitirá siempre importar el paper a uno u otro software asumiendo toda la información. Siempre hago la misma comparación pero así se entiende mejor: es igual que la información que tienen los archivos de música que se ven en el display de los reproductores de mp3, detallándose la canción, autor, álbúm, letra…etc. pero en términos bibliográficos.
Al final de todo me he quedado con mejores sensaciones que años atrás, pero que me dejan mal sabor de boca. Parece que están jugando con nosotros. No se genera la aplicación definitiva de gestión bibliográfica y es muy, pero que muy necesario para que no se haga pesado el manejo de todos los artículos y lograr un mejor avance en ciencia.